miércoles, abril 20, 2016

Igual que ayer




(la vida)

se cae
a granitos
por el embudo
de un reloj de arena
y no vuelve

(la vida)

a lo Salinas,
quiere sacar de mí
mi mejor yo,
ese que al que cada vez
cubren menos capas

(la vida)

son variaciones
con repetición
sobre el mismo tema
y un círculo gigante
en el medio
por cerrar

(la vida)

más bonita o no,
según le dé la luz,
pero siempre imperfecta

(la vida)

con el alma
dividida en dos
y la familia
por la mitad

(la vida)

esa absurda teoría
entre un montón
de caóticas
casualidades

(la vida)

o tú o yo,
si pudieras sentir
lo que siento

(la vida)

la misma 
que te explota
salvaje
en la boca
o te pasa
imperturbable
por encima

(la vida)

como los tulipanes,
sigue creciendo
incluso después
de ser cortada
y se doblega
y se adapta
al recipiente
en el que
se encuentra,
sin cuestionar

porque 

(la vida)

igual que ayer,
hoy también,
se va

y yo
voy detrás

y, así,
todo el rato
hasta que se termine.


2 comentarios:

Unamami quesemima dijo...

Mega crackkkkk

Anónimo dijo...

Eres una artistaza, no se puede hacer un poema tan bueno sobre algo tan difícil como la vida sin ese don.

"No te acabes nunca"